jueves, 4 de noviembre de 2004

Irremediable adicción a '24'

Desde hace mucho, mucho tiempo, desde aquella televisión que tanto echamos de menos, una serie catódica no me había enganchado tanto. La adrenalítica ‘24’ más que una serie de ficción, es una droga visual que tiene efectos de adicción inmediatos. Nunca antes me había revuelto de nervios de una forma tan agónica en el sofá, nunca antes había gritado de emoción, ni me había sorprendido de una manera que sólo ha logrado esta serie basada en la pureza de la acción de género, de sus imposibles giros argumentales y de su frialdad tan cercana y a su vez tan inalcanzable.
La serie creada por Joel Surnow y Robert Cochran es, con mucho, lo mejor que ha ofrecido la televisión de calidad en mucho tiempo. Realmente acojonante. Su secreto: es la primera producción de la historia de la televisión narrada en tiempo real, en la que cada hora y cada minuto marcan el destino de sus protagonistas; una apuesta sumamente original y arriesgada que eleva la tensión y la intriga a alto nivel.
‘24’ es mucho más que una serie innovadora del momento, ya que se acerca a los inaccesibles preceptos del cine de acción, dotada con una maravillosa puesta en escena totalmente cinematográfica, y los auna en la pequeña pantalla desplegando un arsenal de acción hemostática, de agilidad instantánea y de identificación perfecta. Dejando claro cómo y cuándo hay que hacer televisión, en Estados Unidos es la serie que más rápido ha batido récords de audiencia, consolidándose como la propuesta televisiva más original de los últimos años. ‘24’ es colosal, un producto muy bien estructurado, filmado con estilo cien por cien cinematográfico, que ofrece 24 horas de metraje trepidante.
Prueba de ello son los premios que ha recibido hasta ahora, entre ellos un Emmy al mejor guión, un Globo de Oro a la mejor serie dramática y un Globo de Oro al mejor actor para su protagonista, Kiefer Sutherland. ‘24’ cuenta con otros tres Premios Emmy en reconocimiento de la fotografía y de la música. Una de las características que hacen a ‘24’ reconocible, además de esta mencionada celeridad narrativa y argumental, es la estética fría, rupturista y tecnológica que se divide en varias ocasiones en la conocida ‘split screen’, fragmentando las subtramas en una misma pantalla, otorgando al ángulo de cámara una vital importancia en la perspectiva visual y emocional de la narración.
La serie empuja al espectador a una tensión llevadaa al extremo. Para desarrollar la trama en un escrupuloso tiempo real, es decir una hora del tiempo de pantalla iguala una hora en la historia, es una prueba de reciedumbre total. Las costumbres cinemáticas tradicionales no tienen cabida en esta serie, ya que todos y cada uno de los personajes van y vienen en concordancia con el tiempo.
La historia gira en torno a Jack Bauer, el jefe de la Unidad Anti-Terrorista norteamericana (UAT). A lo largo de las tres temporadas -por ahora-, Jack y sus compañeros tratarán de proteger la vida del senador (convertido en Presidente) David Palmer y salvaguardar a la nación de estratégicos ataques terroristas en tres agónicos días completos a través de aventuras que parecen no tener fin. A Shuterland le acompañan Leslie Hope, Elisha Cuthbert, Sarah Clarke, Dennis Haysbert, Carlos Bernard, Xander Berkeley, Penny Johnson, Reiko Aylesworth, Sarah Wynter y James Badge Dale, entre muchos otros.
La serie empezó con aquella inolvidable frase en boca de Bauer: “Tenemos razones para creer que de hoy habrá un atentado contra la vida del senador Palmer”. Era el fértil comienzo de una serie que es, con todo el merecimiento, un clásico moderno, un ejemplo a seguir, una obra maestra televisiva de nuestro tiempo.
Temporada 1: La serie, cimentada sobre los mejores pilares del ‘thriller’ de acción, supuso una innovadora montaña rusa desarrollada a tiempo real. A lo largo de 24 horas, durante el primer día de campaña presidencial en Los Ángeles, donde Jack Bauer y su equipo de élite de agentes de la UAT descubren una conspiración de asesinar a candidato David Palmer. Un día para identificar al asesino y salvar la vida de Palmer, Jack también debe arreglar su maltrecho matrimonio y la desaparición repentina de su problemática hija adolescente.
Temporada 2: 18 meses después de que Bauer y los suyos salvaran la vida del Senador Palmer y de que la tragedia se cebara en la vida del mejor agente de la UAT (su mujer moría a manos de una ex amante también agente de la agencia), todo parece en calma. Pero no tarda en romperse cuando los agentes de la UAT, en constante contacto con el ahora Presidente de los Estados Unidos, David Palmer, se enfrentan a una catástrofe terrorista que pone en jaque a todo el país: una bomba nuclear está a punto de estallar algún lugar de Los Ángeles, en cualquier momento. Sólo Jack es el único capaz de detener la deflagración.
Temporada 3: Tres años después de los acontecimientos, Jack está metido en turbios asuntos con un cartel de la droga mexicana. Un virus bacteriológico es el elemento que desbordará a la UAT. Si no sueltan al capo mexicano Ramón Salazar extenderán el virus por todo el país. Mientras David Palmer se prepara para la reelección junto a su nuevo asesor, su hermano, Bauer y la UAT se enfrentan al que ha sido designado por los productores como “el día más largo en la vida de Jack Bauer”.
Curiosidades
.- Muchos pensamos que no es cierto, que hay algún truco. Pero lo cierto es que, con el cronómetro en mano, en las pausas de publicidad (enEstados Unidos, no aquí, que es Antena 3), se añaden a ése impactante reloj digital los minutos correspondientes al espacio publicitario.
.- Para el final de la primera temporada había tres finales, donde Nina Myers dispara contra la mujer de Jack, Teri. En una primera opción ni siquiera Nina disparaba, en otro Nina le da a Teri, pero ésta no moría. Se prefirió la tercera y más arriesgada opción: la mujer del protagonista moría a manos de la más malvada y temible de las agentes corruptas de la UAT. El primer final está disponible como extra en los DVD del ‘pack’ de la primera temporada.
.- En la primera temporada Dennis Haysbert estaba viajando regularmente de un lado a otro de la costa de Los Angeles. La razón: el actor afroamericano estaba rodando esa obra de culto de Todd Haynes ‘Far from heaven’, junto a Dennis Quaid y Julianne Moore.
.- Sarah Clarke, la actriz que daba vida a Nina Myers fue fichada la misma mañana en que se filmaba el episodio piloto. Dadas las prisas, no pudieron crear un vestuario específico para ella, por lo que a lo largo de toda la primera temporada vemos a Nina con la ropa de la actriz.
.- La dulce Reiko Aylesworth (mi personaje favorito y musa de mis sueños más húmedos) hizo las pruebas para dar vida a Nina Myers, pero su rostro angelical no encajaba en la maligna agente, así que se decidieron a darle el papel de Michelle Dessler.
.- Una anécdota de la musa de la serie por excelencia: Elisha Cuthbert. En la segunda temporada, durante la escena de un tiroteo, fue mordida por el puma que aparecía en aquella. Resultado: algunos puntos y vacuna del tétano.
.- Como todos sabéis, la acción de la segunda temporada transcurra un año y medio después de la primera. Mientras la tercera tiene lugar tres años después de la segunda.
.- Cuando Jack Baker entra a liberar a Ramón Salazar, la cámara que le sigue es la número 24.
.- El protocolo que utiliza el David Palmer de ‘24’ cuando toma el ‘Air Force One’ es escrupulosamente fiel a la realidad. Es la única vez que hemos visto en una ficción este seguimiento. Ni siquiera en las películas de Hollywood.
.- Todos los actores y actrices del elenco se cortan el pelo cada cinco días. Todo en función de un ‘raccord’ tan sumamente exigente y que se rompe, lógicamente, con mucha facilidad (como se puede leer -en inglés- en IMDB).
.- El joven Gabriel Macht fue el primer y casi definitivo candidato para dar vida a Chase Edmund, pero James Badge Dale se lo llevó por la grata impresión que dejó en los productores tras las pruebas. Eso sí, Macht tendrá su papel en la cuarta temporada.
.- Cada temporada, incluyendo pre- y post- producción, se tarda en preparar unos diez meses.
.- En la tercera temporada (actualmente en curso) tendrá un jugoso tema en la web sylviaimports. El malvado Stephen Saunders sabe cómo gastárselas al Presidente. La página existe y podéis comprobar lo que el equipo de ‘24’ tiene que deciros.
.- Dejando su talento en subproductos televisivos, el actor generacional Kiefer Sutherland abordó su primera experiencia televisiva y fue el principal motor de que la serie tuviera un soporte para los productores. Él mismo es co-productor de la serie.
.- Mis grandes amigos Cristóbal Garrido, Álex Alonso, José Manuel Rodríguez "Tocho" y el Tío Moo son tan fanáticos de la serie como yo. Lo último que tenemos como fetiche auditivo y que nos vuelve locos es el ‘ringtone’ de la CTU (la UAT en España). Lo podéis descargar AQUÍ.
El sangriento ‘Body Count’ de Jack Bauer:
.-Primera temporada: Jack mata a 24 personas.
.-Segunda temporada: mata 26 y mata a un perro con una escopeta.
En 48 horas Jack mata a 50 personas.
En la tercera lleva ya unos cuantos, incluido Chapell, su jefe de la UAT.
Profesiones de los personajes
.-Jack Bauer tiene la licenciatura en literatura inglesa de UCLA y un master en criminología de Berkeley de UC.
.-Kim Bauer tiene la diplomatura en la programación por la universidad de Santa Mónica.
.-El Presidente Palmer tiene la licenciatura en economía política de Georgetown y un doctorado de Derecho de la universidad de Maryland.
.-Tony Almeida tiene la licenciatura en Ingeniería Informática de San Diego y un master de técnico avanzado informático en la Stanford University.
.-Michelle Dessler tiene la licenciatura en Informática de la UC Davis.
.-Sherry Palmer tiene una licenciatura en sociología por la Universidad de Georgetown.
Rumore, rumore… (SPOILERS)
.- Atentos, amigos. Porque todo parece indicar que en la Temporada 4, Jack Bauer estará fuera de la UAT, con una vida alejada de las peripecias terroristas a las que está acostumbrado.
.- Se avanza que uno de los grandes protagonistas morirá en la cuarta temporada. Los únicos que tienen un contrato con la totalidad de ‘24’ como protagonistas son Sutherland y Haysbert, por lo que los demás actores dependen de las tramas y de los productores ¿Quién será?
El caso es que, hasta entonces, no haremos más que ver lo que queda de la tercera temporada (más frenética e impresionante que nunca) y ver una y otra vez las dos temporadas anteriores en DVD.