jueves, 26 de octubre de 2006

FIFA Vs PES: La decrepitud contra la innovación

Yo siempre fui de FIFA.
Como en la mítica recreación de la discusión ‘tolkieniana’ entre Gollum y Smeagol creada por los chicos de ‘Pelican Bonboms’, identificándome con el Gollum más angelical, estaba cegado y decía las mismas chorradas a mis amigos, veteranos y adictos jugadores del ‘Pro Evolution Soccer’: “FIFA es genial y hay novedades”, “los gráficos son mejores” y por mucho ‘football fussion’ y licencias que tenga, estaba muy equivocado. Y no me arrepiento de confesarlo. Perdí mucho tiempo jugando al FIFA sin comprobar las bondades de su rival. El juego de EA Sport ha evidenciado cada año una palpable escasez de ideas e innovaciones que no hacen más que refutar la imposibilidad de desarrollar una evolución lógica y coherente, dejando claro que es un juego estéril y poco interesante.
Hace más de un año, probé la droga del ‘PES’ y caí rendido ante sus virtudes; de sus regates, de sus goles, de sus pases larguísimos, con efecto o cortos, desmarques, paredes, en definitiva, de su realismo apasionado, la espectacularidad de un evento universal como el fútbol en su mejor y más lograda recreación, la sensación de fútbol real que sólo ofrece el juego de Konami. El ‘PES’ es, sin lugar a dudas, el mejor simulador de este deporte que hay en el mercado. Y eso, que todavía no hemos probado las mieles de la nueva edición que está a punto de ver la luz.
El otro día, junto a mi socio de ‘Pro’, nos dio por probar el FIFA 07. Ya en su presentación de carga nos olimos lo luctuoso que iba a ser todo. La imagen de la cabecera (con un barrizal como campo improvisado) lo dice todo, representa a la perfección el nuevo lanzamiento del nuevo y célebre juego de fútbol de EA, con una jugabilidad tan accesible que un abultado marcador en la primera partida quedó como la eterna característica de un sistema de juego un tanto ridículo al lado de las lúdicas tardes que nos ha dado su eterno rival. FIFA 07 es un pasatiempo fláccido e indolente, donde meter un gol significa acercarte a portería y disparar a puerta. Poco atractivo, carente de interés.
Pero como bien es sabido, en el caso de los juegos de fútbol, más cuando hablamos de FIFA y Pro Evolution Soccer, los prejuicios salen a relucir de inmediato, con miles de subjetivas dictámenes volcadas por los usuarios que se dejan llevar por alienadas y apasionadas exaltaciones sin un conocimiento de causa en profundidad.
Ahora, rotundamente, soy de Pro Evolution Soccer.
Y vosotros ¿PES o FIFA?