jueves, 21 de mayo de 2015

Industrial Light & Magic: 40 años de efectos especiales

La experiencia cinematográfica basada en el espectáculo y el ‘blockbuster’ como sentido de ilusión y sortilegio en pantalla probablemente no se entendería sin la Industrial Light and Magic de George Lucas. La factoría de efectos especiales más conocida por el público nació en 1975, ideada para delinear todo el universo visual de la saga ‘Star Wars’. Desde entonces, ha ido incrementando a su alrededor un imperio de fantasía, un mundo de rentabilidad que ha alimentado la nostalgia de los millones de espectadores que conocieron la empresa gracias a la temática legendaria de una saga que adquirió una dimensión equiparable a toda una religión y clave en el cine contemporáneo. Pero no sólo eso, sino que la compañía ha ido creciendo a través de las décadas hasta cumplir cuarenta años desde que arrancara en un almacén en Van Nuys (California) convirtiéndose en la pionera en utilizar ordenadores para la creación de efectos visuales con protagonismo destacado en muchas de las supeproducciones.
Para celebrar esta onomástica, la revista ‘Wired’ acapara los rostros que han ido gestando mediante superproducciones la hazaña pirotécnica que han convertido a la ILM en una factoría de sueños inimaginables cuando emergió como pequeña compañía fundada por un auténtico visionario. Desde la mencionada saga galáctica, gran parte de la filmografía de Steven Spielberg, ‘Star Trek’, ‘Cristal Oscuro’, ‘Los Cazafantasmas’, ‘Poltergeist’, la trilogía de ‘Regreso al futuro’, ‘¿Quién engañó a Roger Rabbit?’, ‘Willow’, ‘Abyss’, ‘Forrest Gump’, ‘Terminator 2’, ‘Corazón de Dragón’, ‘Titanic’, las sagas de ‘Harry Potter’, ‘Piratas del Caribe y ‘Iron Man’, ‘Transformers’… y un largo etcétera sin el cual el sentido lúdico y comercial del cine no existiría.
A modo de entrevistas y anecdotario Alex French y Howie Kahn han realizado un exhaustivo análisis de la compañía mediante las palabras y atribuciones de gente como el propio Lucas, Dennis Muren, John Dykstra, Steven Spielberg, Kathleen Kennedy, J.J. Abrams, Ron Howard, Ed Catmull, James Cameron, Stefen Fangmeier, Lynwen Brennan, Michael Bay, Gore Verbinski o Guillermo del Toro, que repasan la historiografía de uno de los modelos de negocio más rentables de los fastos del cine. La ILM sigue su camino trasformada en un mito de los efectos especiales que ha trabajado en más de 300 proyectos de cine y un sinfín de ‘spots’ comerciales de televisión, video juegos y otros tantos proyectos. Una factoría que ha creado algunas de las imágenes más icónicas de la gran pantalla y han impulsado los límites del arte y la tecnología hasta donde la imaginación jamás soñó llegar.