viernes, 28 de noviembre de 2014

Teaser 'Star Wars: The Force Awakens'

Las generaciones que vivieron la revolución del cine de Ciencia-Ficción hace ahora casi cuatro décadas y su posterior efecto en el cine comercial han vuelto a dejarse llevar por una sensación que, queramos o no, nos sigue retrotrayendo a una esfera nostálgica de la que es imposible desprenderse. Nos pongamos como nos pongamos, ese teaser de ‘Star Wars: The Force Awakens’ lanzado esta misma tarde y que ha incendiado las redes sociales ha provocado, más allá de su significancia, el impulso incontrolable de sentir la apoteosis de la diversión galáctica más inolvidable que jamás haya ofrecido el cine en toda su Historia.
Es como una cuenta atrás de expectación sobre el nuevo trabajo de J.J. Abrams al frente de la nueva saga. Y uno no deja de pensar en que, alejado de prejuicios impostados y fatalistas, más allá de la doctrina, la estética llana, el dramatismo y una visión existencialista del cine, nos embarga la emoción escuchar las notas de John Williams y se anhela que esa esperanza por revivir la concepción última del cine, que no es otra que la complacencia de los sueños y la diversión basada en el grandioso espectáculo sólo al alcance de aquellos que han sabido ver una forma de cambio radical en las estructuras cinematográficas que originó George Lucas y su creación, trascienda nuestras esperanzas. La espera ya tiene cuenta atrás… Será un año de rumorologías y curiosidades por lo que nos viene. Es ya, por derecho propio, la película más esperada de 2015. Se ha abierto la veda y todos estamos expectantes e ilusionados. La niñez y su estela tienen gran parte de esta culpa.
Ya queda menos para leer en una pantalla grande aquello de: “Hace mucho tiempo, en una galaxia muy, muy lejana…”.