miércoles, 16 de abril de 2014

Los orígenes de la GoPro y el sistema POV

A estas alturas de la tecnología moderna a nadie le sorprende la grabación de imágenes desde un punto de vista subjetivo, siguiendo la tradición del sistema POV (point of view). Es habitual ver imágenes en movimiento desde la perspectiva única de la primera persona, como vivencia directa de todo lo que está sucediendo en todo tipo de deportes (sobre todo, en los extremos), para filmar vídeos colectivos, en fiestas y demás eventos donde cada día se multiplica el efecto protagónico de esta tendencia en boga.
Sin embargo, no siempre fue así. Desde la década de los 60 se buscó la forma de hacer sentir esta experiencia captando imágenes desde el propio protagonista. En Wikipedia nos remiten al origen de esta modalidad de retransmisión, conocida también con otros nombres más allá del ahora archiconocido GoPro, como o ‘lipstick camera’, al 28 de junio de 1986, durante el Nissan USGP 500 World Championship de motocross disputado en Burbank. Durante la carrera, Dick García llevó un casco con una cámara que envío la imágenes a la ABC como nunca antes se había visto.
Aunque… esto no es cierto. Porque el 14 de abril de 1960, ya se experimentó con este tipo de filmaciones con el legendario piloto de Fórmula 1 Jackie Stewart en varias ocasiones. Primero sujetando mediante cuerdas y arneses a un cámara que filmaría al piloto durante unas pruebas automovilísticas. Después, utilizando una cámara acoplada a su casco y finalmente durante Gran Premio de Mónaco en 1966, utilizando este método con una cámara de vídeo. Son los tiempos de estas proto-GoPro que abrieron la posibilidad de hacer sentir al espectador esa experiencia subjetiva de la velocidad y sentir en primera persona la emoción de lo que está pasando.