sábado, 15 de febrero de 2014

La Olimpiadas del Sexo en Sochi

Son 2.800 participantes los que compiten en los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi 2014. La noticia, tristemente, no son los logros deportivos de estos atletas. La noticia ha sido que se han repartido 100.000 preservativos, como parte de una campaña contra el SIDA. Ya se sabe que en este tipo de competiciones globales las feromonas se disparan y cualquier sitio es bueno para escapar al estrés competitivo y conocer y explorar otras culturas a través de relaciones sexuales de lo más ecuménicas. Eso es lo que nos han querido vender siempre o lo que realmente sucede. En los Juegos Olímpico hay un sobre exceso de sexo. Uno se imagina auténticas orgías o gran variedad de movimientos sicalíptico dentro de estos espacios con deportistas batiendo otro tipo de marcas y récords más allá de las pistas.
Esos 100.000 condones ofrecen una cuenta reveladora; cada deportista tendría que usar más de dos al día para cubrir el cupo. Desde el Comité Olímpico Internacional (COI) se escudan en que en estos grandes eventos existe una intensa actividad sexual en la villa olímpica y hay que prevenir. The Onion ha recreado, aprovechando la coyuntura, el divertido supuesto: ¿Cómo utilizan los atletas tanto preservativo? ¿Les da tiempo gastar esta cantidad ingente de profilático? Para agotarlos, tendrían que estar copulando en dormitorios, restaurantes y gimnasios incluso en centros comerciales a lo largo del día para dar rienda suelta a sus instintos más básicos en un exceso de concupiscencia casi abusivo.
El resultado es uno de los vídeos más cómicos de este mes.