domingo, 2 de febrero de 2014

Día de la Marmota, la célebre predicción del tiempo

Anualmente hay un día que sobresale en el calendario de eventos destacados en este Abismo, un weblog caracterizado por ser contrario y opuesto a la razón. Me refiero, como cada 2 de febrero, al ‘Día de la marmota’, el célebre ‘Groundhog Day’, jornada festiva en la pequeña localidad de Punxsutawney, en Pennsylvania, donde nuestro querido amigo Phil, la marmota, sale de su madriguera, como cada año, para predecir cuánto durará el invierno.
La tradición establece que si Phil ve su sombra al salir, quiere decir que el invierno se alargará durante seis semanas más, por lo que regresará a su guarida para resguardarse de las bajas temperaturas e hibernar un mes y medio más. Si, por el contrario, Phil no ve su sombra y se queda jugueteando junto al presidente William Cooper (el hombre que convoca su presencia), los lugareños dan por comenzada la primavera, sabiendo así cuándo plantar sus cosechas.
Otras suposiciones sobre la predicción del tiempo vienen a decir, que si esa noche el cielo está de color cobrizo por la noche el invierno será más corto. Sin embargo, si es por al amanecer cuando ese cielo rojo, los marineros están advertidos de la duración estacional. La mayoría de los sistemas meteorológicos se mueven de oeste a este y un cielo enrojecido proviene del hecho de que las nubes se producen cuando el sol brilla en su reverso, ya sea en el amanecer o en el atardecer. En estos dos momentos del día, motivado, en parte, porque la luz del sol pasa a un ángulo muy bajo a través de la parte más gruesa de la atmósfera de la tierra, da lugar a la dispersión de la mayoría de los colores con longitudes más cortas del espectro visible (con gamas que pasan del verdoso al azulado) y así la luz del sol pasa a convertirse a una tonalidad rojiza. Si los cielos matutinos son de color rojo, es porque el cielo despejado hacia el este.
A pesar de que las estadísticas refutan la veracidad de este simpático pronóstico (las estadísticas lo dejan en un pobre 39% de acierto según la CNDC), el Día de la Marmota se extiende ya a más de un siglo de celebraciones, ya que es una fiesta ancestral que se remonta a la inmigración alemana en esa zona del país cuando aún era una colonia británica.