lunes, 13 de mayo de 2013

Steven Soderbergh y el estado del arte

“…El arte es contar historias y tenemos que narrarlas para transmitir una cierta cantidad de ideas e información y tratar de dar sentido a todo este caos. A veces, cuando se logra que una historia sea convincente por parte de un buen artista, casi se puede lograr ese factor que es imposible, capaz de entrar en la conciencia del ser humano, literalmente, haciendo que se vea el mundo como ellos lo ven. Entonces, si se tiene una muy buena obra de arte y un muy buen artista, se altera de alguna manera, logrando una experiencia transformadora. Y en el momento en se aprecia una obra de arte, deja de estar solo para conectarse con las artes...”


“…El arte es también de la resolución de problemas y es obvio, por lo que vemos en las noticias, que tenemos bastantes problemas con la solución de más problemas. Según mi experiencia, el principal obstáculo para la resolución de los problemas es una ideología enraizada. La gran ventaja de hacer una película o una obra de arte es aquello que no entra en juego. Todas las ideas están sobre la mesa. Todas las ideas y todo lo que está abierto al debate, y es lo que hace que todo el mundo triunfe al entregarse a la exposición de que eso debe ser así. El arte, en mi opinión, es un modelo de solución de problemas muy elegante. Y es cuando llegamos al meollo de la diatriba, al estado del cine. En primer lugar… ¿existe una diferencia entre el cine y las películas? Sí. Si yo estuviera en el equipo de los Estados Unidos, diría “joder, sí”. Y la forma más sencilla en que puedo describirlo es que una película es algo que se ve y el cine es algo que se hace…”.
Steven Soderbergh