lunes, 11 de febrero de 2013

El fascinante arte retro-futurista de Laurent Durieux

El universo del ilustrador y artista gráfico belga Laurent Durieux encuentra su germen en los mundos de Georges Méliès, Julio Verne, H.G. Wells o el diseñador industrial Raymond Loewy, trufado de enormes robots, sinuosas formas de Snoopy, miradas personales a míticos iconos del bestiario colectivo como Bigfoot o King Kong o referencias retro-futuristas a la esencia de personajes mítico de la talla Buck Rodgers. Este profesor de diseño comenzó a despuntar cuando una de sus serigrafías de ‘Tiburón’ (la que ilustra este post) despertó el interés del mismísimo Steven Spielberg, que le encargó varias copias, y después sería  citado como uno de los mejores ilustradores del mundo dentro de la prestigiosa revista Lürzer’s Archive.
Cuando el Dark Hall Mansion le encargó una serie de trabajos en Los Ángeles inspirados en el personaje de Charles Schulz Snoopy y otra basada en la serie de manga ‘Tetsujin 28-go’ de Mitsuteru Yokoyama que en Estados Unidos se rebautizó de forma más occidentalizada como ‘Gigantor’, la fama de Durieux se afianzó con un nombre respetable dentro del diseño internacional. Su contribución a la exposición ‘The Universal Monsters’ en Austin, Texas, con ilustraciones de la Momia, Frankenstein, el Hombre Lobo o la Criatura del Pantano y un excelente trabajo sobre el Mago de Oz que entregó a la Bottleneck Gallery de Brooklyn son otras muestras de este prolífico talento que reconoce sus máximas influencias en Jean Giraud “Moebius” y sus obras cumbre ‘Arzach’ y su trabajo para ‘Metal Hurlant’. Asimismo es el director de un corto animado titulado ‘Hellville’, en el que retrata una sociedad que se mueve en vehículos que se desplazan únicamente con pedales.
Si queréis echarle un vistazo a su maravillosa obra, aquí tenéis su Flickr.