jueves, 28 de octubre de 2010

Los nuevos tiempos

Todo está desnaturalizado. Lo que nos rodea es un ‘fake’ constante que se mueve por la apariencia superficial. La realidad congénita de hace años forma parte del recuerdo. La tecnología y el énfasis porque todo parezca perfecto hacen que nos cuestionemos si lo que vemos cada día pertenece a la esfera de un mundo tangible o es pura recreación ficticia. La verdad, desgraciadamente, cada vez es más cuestionable.