jueves, 19 de agosto de 2010

Absurda suma de parecidos (IX)

El jugador alemán Mesut Özil fue la noticia de ayer en el apático universo del fútbol. Su fichaje por el Real Madrid acaparó las portadas del medio deportivo. El equipo de ese arrogante entrenador llamado José Mourinho ha fichado (como siempre) a golpe de talonario a una de las sorpresas y revelaciones del pasado Mundial de Sudáfrica por una cifra bastante irrisoria que no se corresponde a la relación calidad-precio en comparación con los fichajes del año pasado CR9 (o CR7 –otro extra de camisetas a vender-) y Kakà.
Özil recupera, con su rostro de susto que le confiere un porte de hombre tranquilo y algo alelado, una sección que se olvida en el fondo insondable del Abismo para resurgir de vez en cuando. ASP devuelve la mezcla de parecidos absurdos entre este futbolista con el corte de cara y los rasgos del actor mexicano Diego Luna, que comparte unos ojos algo saltones y de sapo del gran humorista Enrique San Francisco y ese aire andrógino y chungo de Nicky, el que fuera primer concursante transexual del ‘reality’ ‘Gran Hermano’. “Estoy muy feliz de estar aquí y jugar con ellos”, manifestó ayer refiriéndose a su nuevo club. En su cabeza podía leerse “Estoy muy feliz de poder ganar esa interesada e interesante millonada por la que he venido a la capital de España”.