domingo, 6 de junio de 2010

Nueva y épica victoria en Roland Garros de Rafa Nadal

…cuando la épica no abandona a los emblemas incansables.
…cuando la necesidad de ser el mejor no es un requisito, si no una dadiva sobrehumana expuesta desde la humildad.
…cuando el talento y la fuerza se unen con un objetivo común.
…cuando todo un país volvió a ver al mejor regresar a su cetro, sin perder la confianza en él.
…cuando un tenista asombroso dejó claro quién es el soberano absoluto de un deporte en el que sigue siendo el mejor.