miércoles, 26 de mayo de 2010

Mi incuria y 'Lost'

Sé que mucha gente acudió al Abismo el pasado domingo con la intención de encontrar algún texto, reflexión o simplemente un pequeño vestigio relacionado con el final de una serie tan generacional como ‘Lost’. La verdad es que así debería haber sido. Se trata de un problema de actitud, de incuria voluntaria debido a la adicción que despierta, a la necesidad poderosa de querer un nuevo “chute”, de ese compartido desasosiego que provoca la obsesión por ver más y más. Mi periplo en ‘Lost’ acabó, de forma provisional, en la tercera temporada. Mi desafío, en aquel momento, era esperar a que la serie terminara por completo para poder disfrutarla de un tirón, inoculando visualmente todo el suspense, el drama, las aventuras, las paradojas y la tensión progresiva que no he podido dosificar como el resto de la gente. Ahora llega el momento de meterme de lleno en el laberinto y dejar llevarme. No he sido un 'lostie' comprometido con la causa. Ha sido un error. Lo reconozco. Y pido disculpas por ello. Sin embargo, subsanaré algún día semejante anacronismo para con este fenómeno dentro de este espacio abismal.
Únicamente sólo puedo recomendaros que leáis el titánico esfuerzo del gran Noelio en su ejemplar y mítico blog 'El Emperador de los Helados' sobre el final de la serie.