miércoles, 7 de abril de 2010

El mundo del fútbol a sus pies

Lo fácil sería llenar este post de adjetivos a la figura de ese jugador llamado Leo Messi, del estratega ejercitado en la genialidad de su disciplina, de esa joya consagrada a ofrecer el sortilegio perdido de un deporte en progresivo declive. De ese astro que rompe desde cualquier zona, que anuda el balón al pie con instinto goleador, anteponiendo, desde la inteligencia y la intuición, su visión de juego ante el rival. Su habilidad, su aceleración, su capacidad de entusiasmo colectivo y hacer posible que la amenaza se convierta, con aparente facilidad y magia, en contundente eficiencia, en divinidad técnica de hechizo imparable. Está destinado a ser un clásico entre los clásicos. Sería fácil llenar este post de adjetivos a la figura del jugador. Pero es mejor y más reconfortante disfrutar con el juego del que es, a día de hoy, el mejor jugador de fútbol del planeta.