martes, 2 de marzo de 2010

Los poderosos "cesars" de Laetitia Casta

La pasada 35ª edición de los Premios César pasará a la historia reciente no sólo porque ‘Un profeta’, la cinta de Jacques Audiard, obtuviera nueve galardones. El vestido vaporoso de Laetitia Casta se convirtió en el reclamo de todas miradas como el objeto de deseo más solicitado de la noche. La modelo y ocasional actriz dejó ver sus encantos con poco espacio para la imaginación. Fue curioso ver los rostros de los nominados a mejor actor secundario, el premio que Casta entregó, ya que estos tenían los ojos puestos en una parte concreta de la poderosa anatomía de la modelo más que en otra cosa. Ganó Niels Arestrup por ‘Un profeta’, que subió al escenario y vio de cerca el fenómeno corporal que tuvo bastante berraco al personal en una gala en la que ni siquiera el premio a una carrera a Harrison Ford entregado por la ‘avatariana’ Sigourney Weaver restó protagonista al gratificante (y feo, por otra parte) vestido de la mujer que pusiera busto a la alegórica Marianne de la Revolución francesa.
Pinchad en las fotos si queréis verlas en grande.