miércoles, 16 de diciembre de 2009

Review 'Spanish Movie'

La parodia nacional
Grandes dosis de humor, guiños a nuestro cine de éxito más reciente, la cinta de Ruiz Caldera es una idiotez sin prejuicios muy digna, pero echa en falta más ensañamiento y con aquello que caricaturiza.
Confeccionar una buena comedia es una de las labores más difíciles y espinosas de cuantas se puedan acometer en la variedad de los géneros cinematográficos. Cuando ésta se convierte en lo que se conoce como ‘spoof movie’, es decir, una comedia de ‘gags’, una parodia satírica que se nutre de imitación y burlas, la cosa es, cuanto menos, igual de complicada. Cierto es que este tipo de cine no se ajusta a un hilo conductor convencional, si no que más bien se sostiene por la reiteración mecánica del absurdo, del ‘slapstick’ y de la imitación transformada en guiño como mera excusa para la sucesión de paridas. Por eso, todo tiene que ir funcionando con corrección, dentro de un ciclo constante que sorprenda y haga reír al espectador. O al menos, mantener la sonrisa siguiendo un ritmo virtuoso.
Ejemplo de maestría de esta ardua tipografía cinematográfica son películas que hoy son clásicos del humor. La franquicia creada por Jerry Zucker, Jim Abrahams y David Zucker con ‘Aterriza como puedas’, ‘Top secret’ o ‘Agárralo como puedas’ ejemplifican esa tradición de inalcanzable cine de ‘gags’, con cognición de la risa y una capacidad de poner en evidencia la solemnidad del lenguaje cinematográfico a la que no son ajenos los Monty Python, Mel Brooks o esa película de culto que es ‘Amazonas en la luna’.
‘Spanish Movie’ surge a rebufo de otra tradición modernizada de aquélla terna de filmes irrepetibles. Mucho más cercana a la disparidad de mediocres filmes situados en los confines del subgénero; la saga ‘Scary Movie’, ‘Epic movie’, ‘Date movie’, ‘Casi 300…’, sin embargo, la cinta dirigida por Javier Ruiz Caldera, con guión de Paco Cabezas, se impone con asombrosa facilidad a la insuficiencia de los citados títulos, básicamente porque sabe ordenar su rifa de chanzas delimitándolas a una iconografía muy patria, que todos conocemos para salir airosos a la hora de disfrazar su humor con un tono muy terruñero. Aquí, como en este tipo de películas, la trama es lo de menos; Ramira, imitación de Raimunda, el personaje de Penélope Cruz en ‘Volver’, entra a servir en una mansión victoriana a las órdenes de Laura (personaje misceláneo de los de Belén Rueda y Nicole Kidman en ‘El Orfanato’ y ‘Los otros, respectivamente’), una extraña mujer que ha quedado sola después de que su marido se fuera a la guerra. Raimunda ejercerá, con cierta negligencia y mucha gracia, como encargada de un niño fotosensible y de una niña sádica. También encontrará al hermano de Laura, Pedro San Antón, un tetrapléjico con ganas de suicidarse que remite, directamente, al Ramón San Pedro de ‘Mar Adentro’.
Y, a partir de estos cimientos, la locura. ‘Spanish Movie’ se decide a recorrer a su manera el cine español reciente, con alusiones directas o encubiertas a películas españolas de éxito. Así hay referencias a las películas mencionadas junto a otras como ‘[Rec]’, ‘El laberinto del Fauno’, ‘Alatriste’, ‘No es país para viejos’ o ‘Abre los ojos’.
El objetivo primordial es mantener la eficacia y que la juerga no decaiga. Y por esos cerros se encamina, desde su inicio, ‘Spanish Movie’, jugando a robar descaradamente, a mofarse con ingenio de aquello que tratan, concediendo algún que otro chiste fácil, un poquito de escatología moderada, alusiones cómplices a la ‘muchachada’ adicta a lo ‘chanante’, momentos de vacío tanto argumental como narrativo, algún ‘gag’ sin gracia y algunos otros aciertos donde el surrealismo y la referencia armonizan su validez. Lo más positivo que se puede decir de este filme de aspiraciones comerciales es que demuestra una iniciativa intachable al mostrar sin sonrojo su idiotez sin prejuicios, abordando su condición de incolora sucesora de una estirpe de filmes que pasan sin pena ni gloria en el cine actual, pero “a la española”. Y el resultado, contra todo pronóstico y en conjunto, es bastante equilibrado. Por dos motivos; primero, porque todo el entramado del guión está desprovisto de cualquier ambición, con los pies muy firmes en un terreno de comedia hilvanada con incoherencia y sujeta a la chorrada (que unas veces funciona y otras no). Y la segunda, porque sus protagonistas aportan con su talento la dimensión necesaria para que todo funcione.
En este aspecto, Alexandra Jiménez se destapa como lo mejor de la función, junto con ese ‘animal’ de lo cómico que es la gran Silvia Abril, muy orquestadas por gente que vive por y para la comedia como Carlos Areces y Joaquín Reyes. Sin faltar esa dosis de ‘cameos’ entrañables de mano de los aguerridos chavalotes de ‘Muchachada Nui’, el director Álex de la Iglesia, Belén Rueda, Amenábar, Paco Plaza y Jaume Balagueró… hasta llegar a esa eminencia del género, al gran tótem del ‘spoof’ Leslie Nielsen. También hay que destacar su sugestivo diseño de producción, el acabado formal y una puesta en escena que nada tiene que envidiar a cualquier producción de alto nivel que se viene propugnando en nuestro país. ‘Spanish Movie’ es una película muy cuidada en todos los aspectos.
Sin embargo, a la obra debut de Ruiz Caldera le falta algo, ya que no encuentra en ningún momento un ritmo concreto, vacilando en esa tónica de humor tan difícil de conseguir. Es lógico, por otra parte. Nada que reprochar en este aspecto. Lo que sí se echa en falta (y mucho) es más mala hostia en sus ataques y chanzas con respecto a lo que se parodia. ‘Spanish Movie’ es muy condescendiente, incondicional con aquello que caricaturiza, con una concepción demasiado “blanca” en su forma de repartir los golpes y burlas afables, cuidando de no pasarse en su humor descafeinado para que no siente mal a nadie.
En ese sentido, no es nada provocadora. Se asume como un producto oportunista en cuanto a engarzar parodias con la trama, pero no lo suficiente con el cine español reciente y su relación de amor-odio con su público. Tampoco ayudan los ‘set pices’ que, lejos de resultar convincentes o graciosos, restan frescura al asunto; bien sea un chiste sin gracia entre Buenafuente y Berto sobre pitufos y gnomos, ese ‘sketch’ de ‘Los lunes alcohol’, la aparición de “Joselito”, el devenir de Espinete y algunas salidas de tono que rompen el desarrollo y alargan el metraje innecesariamente. Llega un momento, antes de su magnífico final, en el que la película va dando bandazos en la línea de la reiteración sin sorpresas, traicionando el espíritu libérrimo que se exige al género.
Lo más fácil, obviamente, sería juzgar a ‘Spanish Movie’ con saña y crueldad. Y sería lo fácil porque es un filme que se expone a ello. Pero como espectadores y críticos sin prejuicios hay que resaltar los grandes méritos que posee esta encantadora gilipollez. No es ni tan desastrosa como, a priori y con prejuicios, se podría pensar, ni tan ingeniosa y aprovechada como la oportunidad brindaba. Máxime cuando las expectativas se habían situado en un nivel bastante alto. Basta con mencionar el antológico ‘trailer’ con Nielsen y Chiquito de la Calzada –que debería haber tenido papel dentro del filme-. ‘Spanish Movie’ en comparación a toda la retahíla de títulos venidos de fuera y citados al comienzo de esta crítica que se cuelgan con gran facilidad la etiqueta de cinta ‘spoof’ podría considerarse una obra maestra.
Miguel Á. Refoyo "Refo" © 2009
PRÓXIMA REVIEW: 'Avatar', de James Cameron.