lunes, 6 de abril de 2009

Jackie Earle Haley, nuevo Freddy Krueger

Es exagerado hasta qué punto la enfermedad del ‘remake’ se ha establecido en Hollywood. Las revisiones de clásicos del cine se han vuelto un filón a la hora de reventar aquellos productos que en su día, por una u otra razón, pasaron a la galería de fenómenos de culto. Curiosamente, el género de terror ha sido el más afectado por esta incoherente tendencia al remedo, a la actualización sin sentido. Hollywood atribuye esta deleznable moda la reticencia del público juvenil estadounidense a desempolvar cualquier película de género con más de diez años de antigüedad. Después de alguna que otra interesante excepción como la aclamada ‘Amanecer de los muertos’, ‘La Matanza de Texas’ o ‘Las Colinas tienen ojos’ y de chorradas innecesarias como ‘La niebla’, ‘La morada del miedo’, ‘Carretera al infierno’ o ‘Viernes 13’, llega otra obtusa idea de ‘revival’; la recuperación y a la vez oprobio de la figura de Freddy Krueger, icono del cine de terror de los 80, que devolverá esa ‘Pesadilla en Elm Street’ con el inquietante rostro de Jackie Earle Haley. En el tintero, ‘mancillaciones’ futuras como ‘La semilla del diablo’, ‘Los pájaros’ y el nuevo ‘Hellraiser’ por parte de Alexandre Bustillo y Julien Maury (los creadores de ‘À l'intérieur’). Pura ilógica.