miércoles, 4 de marzo de 2009

Hervidero rojiblanco

Ha llegado la hora de no ceder ante las agoreras expectativas deportivas marcadas por un resultado en contra, ni ante las estadísticas, ni ante jugadores de Mali que se crecen por momentos…
Ha llegado la hora de recuperar la unanimidad emocional que congrega una bandera, una ciudad, un campo ancestral de gestas heroicas, el sentimiento histórico de un equipo extraordinario y único en un mundo futbolístico tan mercantilista, sin implicación por el escudo que defiende.
Ha llegado la hora de la esperanza, de la resurrección de aquel soberano invencible que fue destronado de su competición predilecta, donde se escribieron las hazañas deportivas más rememoradas por la afición.
Veinticinco años después…
Ha llegado la hora… de creer.
¡AUPA ATHLETIC!