martes, 2 de septiembre de 2008

Cambio de logotipos en televisión

Septiembre parece que trae cambios. Al menos, dentro del entorno televisivo. RTVE ha cambiado radicalmente su imagen corporativo, rompiendo de una manera cruel la historia y su pasado con la destrucción del clasicismo de sus logos. Ahora, las moscas identificativas de la cadena tienen una apariencia simplista y redondeada donde no hay margen para el estilo. Por no hablar del sospechoso parecido con la enseña corporativa de la compañía telefónica Yoigo.
Los términos moderno o creativo, luz y color son una excusa ramplona para un cambio inadecuado que molesta por la insipidez de esos logotipos con el 1 y el 2 reducidos a un número sin personalidad. Después de 40 años, el emblema de TVE de grafía angulosa ha pasado a mejor vida. Han preferido lo obvio, lo burdo y lo escueto de una tipografía absurda, como de cumpleaños infantil de Burguer King. Mala elección, por mucho que hayan obligado a su plantilla a mostrarse entusiasmados con la idea.
Telecinco, por su parte, obvia la renovación y sólo asume pequeños cambios dentro de su nueva imagen en el terreno del color (que es similar al de la cadena pública), manteniendo la estructura formal, tendiendo hacia la curvatura de su fuente y manteniendo el contexto anterior. Vamos, que no han hecho mucho cambio.
Antena 3 ni se ha molestado en presentar novedades. Para qué, si su mosca es la que más protagonismo acapara en la pequeña pantalla desde hace años.
Dentro de la imagen corporativa de la televisión española no hay término medio.