viernes, 9 de febrero de 2007

Anna Nicole Smith: Una vida llena de excesos

"Anna Nicole Smith, 39, passed away Thursday at Joe Di Maggio Memorial Hospital in Hollywood, Florida. “Anna Nicole is deceased,” Smith’s attorney Ron Rale confirms to Us Weekly. “We do not know the cause".
Todo en la vida de esta ex conejita de Playboy fue exagerado; sus enormes tetas, sus subidas y bajadas de peso, su aspiraciones, su ingenuidad absurda, sus depresiones, sus escandalos, sus tragedias, su adicción a las drogas, sus desplegables y portadas en las revistas de la prensa rosa…
Siempre quiso ser la nueva Marilyn Monroe, pero fue demasiado chabacana para alcanzar tal honor. Camarera de restaurante perdido en Texas, madre adolescente de un hijo (Daniel Smith) que falleció el pasado septiembre a los veinte años y de una niña que cuenta hoy con apenas 6 meses, Anna Nicole se hizo famosa al ser elegida Playmate del Año por los lectores de la revista Playboy en 1992. Tras ser la imagen de la marca Guess, elegida por Paul Marciano y debutar en el cine con la comedia de Peter Segal ‘Agárralo como puedas 33 y 1/3’, la escultural mujerona rubia, provocadora y excesiva saltó a la palestra de todos los diarios norteamericanos al casarse con el multimillonario J. Howard Marshall II, cuando ella tenía 26 años y él 85. Catorce meses después, pasaría a ser la rica viuda negra y heredera de la fortuna del magnate, lo que desencadenó una batalla legal entre Smith y la familia Marshall que ha pasado a los anales como una de las guerras familiares con más artimañas y juegos sucios que se recuerdan en los USA.
Después de salir indemne de los numerosos juicios, Anna Nicole se creó un propio ‘reality show’ titulado ‘El show de Anna Nicole Smith’, que reflejaba el desmedido y casi ridículo modo de vida de la diva venida a menos. En 2005, se dejó ver borracha en los MTV Video Awards de Sydney y en los últimos tiempos ha vuelto a pasar por el juzgado por no pagar al forense que examinó el cadáver de su hijo. Ayer, la muerte de Smith fue la noticia más importante en Estados Unidos por la amplia cobertura que la prensa dedicó a la ex playmate.
Chica salvaje, sexoadicta compulsiva, obscena bisexual, alcohólica ocasional y toxicómana reincidente, Anna Nicole Smith deja una vida de película, llena de exuberancias y abusos.
Ha muerto una de las musas más recordadas durante mi adolescente frenesí onanístico.
Descanse en paz.