martes, 9 de enero de 2007

No time, no post

No tengo tiempo.
Nada. Ni un mísero minuto de relax. Obstruido, sin acceso a esta ventana de inmunidad mental y liberadora que es el Abismo. Y todo, por la coacción a la uno se somete cuando entrega su tiempo a una sola labor. La base de operaciones Refoworld está tomando forma, convirtiéndose en un cómodo y armonioso espacio de limpieza y desinfección absoluta gracias a los esfuerzos sobrehumanos de mi madre, que capitanea las labores de depuración e higiene dentro del nuevo piso.
Me encantaría ir mostrando el proceso, en imágenes, del incremento de pequeñas posesiones que vamos adquiriendo; la nueva televisión, el insigne y nuevo ordenador, las estanterías y muebles que estamos montando… Pero es imposible porque la cámara digital murió hace tiempo.
Aún así, prometo haceros un catálogo tipo IKEA de la nueva vivienda.