viernes, 19 de enero de 2007

Cambio climático

En el magnífico documental ‘An Inconvenient Truth’, el ex-vicepresidente norteamericano Al Gore muestra con cierta fortuna un contundente y preocupante retrato de la situación del planeta, que, cada día más, está a merced de los devastadores efectos del cambio climático. Un planeta amenazado por el calentamiento global que provoca las exorbitantes emisiones de CO2 añadidos a otros gases con efecto invernadero por parte de la acción del hombre.
Estudios más recientes indican que en los últimos años se está produciendo una alarmante subida de la temperatura media en la Tierra. Yo, en mi caso, lo noto. Antes los inviernos eran fríos y poco menos que aviesos para una ciudad como Salamanca. Ahora no. Sólo se puede disfrutar del crudo invierno unos pocos días. El problema es preocupante. El riesgo está en que la subida de la temperatura, de la inconstancia atmosférica, más allá de que pueda venir dada por la diversidad de factores que afectan al clima que afectan a la variabilidad natural, proceda, como es el caso, del peligroso aumento del efecto invernadero provocado por la actividad humana.
Y es que la cosa no es motivo de disertaciones baladíes. Como ejemplo de este peligro que se cierne sobre nuestras cabezas sólo hay que echarle un vistazo a estas imágenes para saber cómo está variando el clima, de qué manera donde antes había frío e imágenes invernales en la actualidad los gélidos paisajes se están transformando en demenciales imágenes casi primaverales.
Como diría aquel sabio cortometrajista “quizás deberíamos reflexionar”.