miércoles, 18 de octubre de 2006

Virtual Celebrity Mugshots

Hace casi un año, fueron dos de las actrices de ‘Lost’, Michelle Rodríguez y Cynthia Watros, las arrestadas en Honolulu por conducir con una cogorza del tres. Este verano, el creador e impulsor de ‘La Pasión de Cristo’, Mel Gibson, lanzó envenenados ultrajes hacia los judíos cuando iba también con un pedal muy serio que le llevó a dejarse ver con prostitutas y bastante entorzado. Fue arrestado justo después de decir que “los judíos son la causa de todas las guerras y terrorismo en el mundo”.
Por supuesto no es nada nuevo. El alcohol, las drogas y la conducción temeraria han sido (y son) algo habitual en Hollywood, en ese mundo de oropel que acarrea la fama y el estrellato. También lo son esas curiosas instantáneas que atesoran los archivos fotográficos de la policía, con jeroles muy reconocidos en plena borrachera o con una resaca insostenible, con semblante de circunstancia, sujetando el famoso cartelito con números de detención debajo de su cuello. Al Pacino, Nick Nolte, Hugh Grant, Michael Jackson, Anna Nicole Smith, Keanu Reeves, Farruquito e incluso Bill Gates han sido cazados en este incómodo fotomatón que traspasó los departamentos policiales para propagarse a la luz pública.
Pero imaginemos que estrellas de relumbrón que nunca han sido detenidas (al menos que sepamos) aparecieran en tan violenta tesitura. Imaginemos, por un momento, que alguien con la suficiente capacidad de imaginería tecnológica hiciera esto posible. Imaginemos a la Madre Teresa fumando un puro de hierba en plena embriaguez, a la pequeña Dakota Fanning después de una reyerta con unos negratas de Harlem, a Madonna después de un maratón de ‘fight club’, a Tom Cruise vestido de travelo pillado ‘in fragantti’ (cual Divine) practicando una ‘fellatio’ a algún conductor de un lujoso coche deportivo, a Angelina Jolie tras una pelea a cuchillo con Jennifer Aniston
Pues Worth1000 (una de las páginas favoritas de Noel y de media comunidad bloguera) hace posible esta fantasía onírica gracias a un concurso de Photoshop con impresionantes recreaciones de estos hipotéticos altercados con el orden público por parte de estrellas hollywoodienses y celebridades que bien podrían aspirar a ser el próximo Robert Downey Jr.