martes, 5 de septiembre de 2006

He vuelto (con cumpleaños incluido)

Se acabó. Vuelvo a las andadas abismales.
He agotado el extenso cupo que necesitaba para regresar con ánimos renovados a la rutina bloguera, a ese constante día a día que ha caracterizado este vuestro blog a lo largo de dos años. Sí, amigos, hace exactamente 730 días se inauguraba esta bitácora donde se han vertido tantas irreflexiones, críticas cinematográficas, análisis descerebrados en cualquier contexto, dossieres interminables y escritos improcedentes. Es la hora de salir del abotargamiento estival y volver a dinamizar un poco este espacio interrumpido ya no sólo por la veraniega transición del largo descanso, que no ha sido tal, sino por el trabajo que supone un nuevo peldaño de mi progresión profesional y que, por suerte, pagará las facturas en mi buscada independencia y emancipación. Por supuesto, ha habido que aprovechar dentro de estas no-vacaciones para ver multitud de series televisivas y películas pendientes, así como la escritura y preparación de algún otro proyecto cortometrajístico o literario y, sobre todo, la frenética actividad que hemos llevado a cabo a lo largo de este inacabable tiempo de canícula con respecto a esa anunciada y nunca resuelta página web que es refoyo.com, profusa labor que pronto dará sus frutos a los ojos de todo el mundo.
Hay que retornar a esos míticos tiempos que han ido paulatinamente caracterizando el constante hálito de publicación de ‘Un Mundo desde el Abismo’ a lo largo de estos dos años. Parece que fue ayer cuando, sin mucha idea de cómo enfocarlo, juntaba palabras, movía ideas inextricables, fusionando temas sin orden ni sentido, haciendo, en definitiva, lo que ha venido siendo hasta ahora este blog. Recapitulando, se han vertido aquí 979 posts, que se dice pronto. 979 escritos que han desfilado en este lapso de imperturbable ímpetu prosista y anormal que vuelve a su cotidiano cauce de eclecticismo y barullo al que el lector está acostumbrado.
Me hubiera gustado sorprender con algo antológico, como lo hice el año pasado con aquella ‘Versión 3.0’ del Abismo, una legendaria renovación que, transcurrido un año, sigue siendo una revolución informática dentro de la ‘blogoesfera’. Así que, en este sentido, pocas novedades se han podido actualizar al respecto. Por eso, en plan humilde y pobre, del tipo “Cumpleaños de sándwiches de mortadela de aceituna y algo de foie gras”, sacad todos el gorro de cartulina, las serpentinas, el confeti y celebremos este segundo aniversario de un weblog que pertenece, por necesidad, a cualquier despistado o habitual que acuda aquí a disfrutar de los sinsentidos y dislates de ocio que, en alguna que otra ocasión, emerge por este pequeño ecosistema infracultural.
Queda inaugurada, por tanto, la Temporada 2006-2007 de ‘Un Mundo desde el Abismo’.