lunes, 22 de mayo de 2006

Esa actriz que nos cautiva

Cuando el otro día alguien me preguntó cuál era mi actriz favorita respondí Isabelle Huppert. Ni siquiera pensé en la respuesta. Siempre digo una diferente, aunque muchas veces menciono a Michelle Pfeiffer como la gran actriz del cine contemporáneo. Tal vez lo hice porque la Huppert siempre me ha parecido una actriz elegante y portentosa, posiblemente una de las mejores que tenga el cine europeo en este momento.
A lo largo de su carrera, Huppert ha sabido proceder y elegir sus papeles con una maestría y una profesionalidad rayana en la perfección. Películas como ‘La encajera’, de Claude Goretta, ‘Violette Noziere’, de Chabrol, ‘Un affaire de femmes’ o ‘Madame Bovary’ son el mejor ejemplo de la diversidad mostrada por esta intérprete de carácter, que sabe jugar con la frialdad de su rostro y las transformaciones a las que nos tiene acostumbrados. Lo que no quiere decir que todo hayan sido aciertos. Sin ir más lejos, tenemos su desacertado último coqueteo con el cine americano en ‘I Heart Huckabees’, de David O. Russell.
Sus mejores trabajos a las órdenes de maestros de la talla de Sautet, Godard, Tavernier o Techinè y las colaboraciones con un director tan equivalente a ella como Michael Haneke han hecho de esta transgresora y ambigua actriz una auténtica leyenda dentro del séptimo arte.
La próxima vez podría decir Jodie Foster, Carmen Maura, Jessica Lange, Hillary Swank, Nicole Kidman, Elvira Minguez, Hellen Mirren, Judi Dench, Joan Allen, Sarah Polley, Marcia Gay Harden, Ellen Burstyn, Charlize Theron
¿Vosotros a quién diríais?