lunes, 6 de febrero de 2006

Godard y su acercamiento a Dante

Siguiendo las pautas estructurales de Dante, Jean-Luc Godard acometió con ‘Notre musique’ una visión de su cosmos filosofal (síntoma de que se aburre) basado en los apotegmas, aforismos y devaneos con el estoicismo cinematográfico y existencial. En realidad una concentrada tesis de veladas respuestas sobre la vida y la muerte como acercamiento a la intrascendencia del pensamiento actual sobre la sociedad.
Suena duro ¿Eh? Pues lo es.
El resultado de ‘Notre musique’ es un insólito filme que no responde a las bases de un documental, ni tampoco a las de la ficción. Es un ensayo con historia dividida en tres partes como particular y harto pretenciosa ‘Divina comedia’.
1.- El Infierno, representado en la guerra con un montaje de visión impenetrable asentado en películas bélicas que homenajean al cine y a la vida y que parece más un sangriento volumen del ‘snuff’ ‘Faces of Death’ que una pretendida obra ensayística de un hombre acostumbrado a creerse el ombligo de la renovación del cine.
2.- El Purgatorio, centrado en una visita a Sarajevo con motivo de los Encuentros Europeos del Libro y que cuaja en la parte más interesante del filme (excepto la visión de un perdido Juan Goytisolo divagando y poetizando sin saber muy bien su dirección ni sentido).
3.- Y el Paraíso, con un breve paisaje bucólico custodiado por marines norteamericanos en un infumable recorrido con balcanes, palestinos e israelíes en un final que deja la sensación de que Godard tiene en su fondo grandes cuestiones que, pese a profetizar su edad provecta y arcaica para los tiempos que corren, tiene aún algunas cosas que decir.
Eso si, si su creencia de que el pensamiento debería estar basado en la razón y no en afirmaciones irracionales de revelaciones divinas le deja.

No hay comentarios :

Publicar un comentario