jueves, 26 de mayo de 2005

Ambicíón previsora

Ay… venal ambicioso, cuánto banquillo vas tener que chupar, amigo Santiago.
Suerte, en cualquier caso.