viernes, 22 de abril de 2005

Jodo con la Truji

Como a todo el que haya echado un vistazo a la portada de 'El Mundo' esta mañana, se me ha levantado una sonrisa cínica, proseguida de un bufido sarcástica para provocar en mí cierto recelo.
"Tiene una superficie de 77 m2 –tres veces superior a los «minipisos »– y por órdenes de la propia ministra ha sido decorado en el «estilo zen» inspirado por ZP. Para ello se arrancaron los paneles de nogal que recubrían las paredes y se sustituyeron por otros más claros de abedul. Y, aunque la factura total asciende a bastante más, sólo en muebles de diseño se gastaron casi 37.000 euros –5.000 de ellos en alguien que los escogiera–. Con todo, ahora resulta que la mayoría de estas piezas no son del gusto de la ministra, por lo que están siendo recolocadas entre sus colaboradores".
Como el alcalde de Salamanca, Julián Lanzarote, que se compró con nuestro dinero un equipo de música de alta tecnología para su cochazo, como Álvarez Cascos que invirtió 240.000 euros de las arcas públicas en la galería de arte de su fulana, ahora le toca a la cada vez más emponzoñada ministra de Vivienda, María Antonia Trujillo. Dando ejemplo, demostrando que la fauna política no distingue de ideologías.
Si la semana pasada nos sorprendió a todos con su propuesta de crear madrigueras de 25 m² como solución a la vivienda digna, hoy nos asombra con su nuevo “despachazo”. No sé vosotros. Yo ya tengo Ministra favorita dentro de este ‘talentoso’ gobierno. Ahora queda esperar que lo anuncie o desmienta, confirme o desautorice. Como con lo de las ‘miniviviendas’.
Y mira que hay que ser hortera. "Ornamentación Zen", no te jode.