sábado, 5 de febrero de 2005

Seis meses del Abismo en la 'Blogosfera'

Como hace pocos días en El blog Ausente (necesaria weblog del gran Absense) hoy, 5 de febrero, se cumplen seis meses desde que naciera este ‘Mundo desde el Abismo’. Medio año, muchos posts (tantos, que he perdido la cuenta), algunos muy buenos, otros triviales, muchos de ellos malos y simples. No sé muy bien por qué me decidí a crear un blog, ni siquiera si tiene sentido seguir haciéndolo. Pero las más 16.000 visitas en este medio año me hacen albergar esperanzas de que sí lo es. Así que gracias a los que cada día entráis y leéis (o simplemente ojeáis el blog), a los que penetráis de vez en cuando, a los que pasaron al Abismo y se fueron pesarosos y a todos aquellos que, sin duda alguna, están por llegar.
Yo ni siquiera sabía lo que era un weblog hasta que entré en este enloquecido submundo gracias ese Midas de la diversión y gran amigo, mi padrino blogger que es rAfA Gil y su nopodemosmas. Luego, descubrí que el término weblog se atribuye a Jorn Barger, quien puso en marcha el primero en 1996, aunque también se adjudica a Evan Williams, fundador de Pyra Labs, la herramienta de autopublicación de bitácoras más popular.
He intentado tocar todos los palos, describir con subjetividad los temas menos trascendentes de la actualidad periodística (evitando caer en cualquier tipo de elocuencia demagógica en las pocas ocasiones en las que he escrito de política), también apuntes sobre mi patética vida de parado sin perspectivas, análisis culturales y del universo del ocio desde el rigor, siempre procurando aportar algo de humor y verter todos mis conocimientos cinematográficos (incluyendo mis dilatadas críticas) en un blog asentado en el desorden, donde el cine tiene prioridad, pero en el que ningún tema queda expedito. Todo está trastornado por la locura y precipitación con la nacen los posts, desde el arrebato y la inmediatez. De ahí que haya días en los que se hayan dado hasta cinco posts, como si mi mente y mis dedos se confabularan para escribir en ingentes cantidades, sin freno, oligofrénico escribiente sin remedio. Eso sí, lo que he procurado en todo momento ha sido mejorar el Abismo en todos sus aspectos y, de paso, aprender. Espero estar en el buen camino.
Por cierto, últimamente se está escribiendo en los ‘mass media’ de la proliferación cada vez más exorbitante de Blogs, de gente que vuelca sus paranoias vitales, inquietudes culturales o, simplemente, letras con contexto y sentido (o sin sentido, que de todo hay en la ‘blogesfera’).
Lo que me hace gracia es la actitud de ciertos expertos en comunicación, que debaten si los blogs son periodismo o no y si llegarán a competir algún día con los medios tradicionales. Yo no considero lo que hago como periodismo, aunque a veces lo haga, por deformación profesional (para eso he pasado cinco años en el bar de la Facultad de Periodismo). Pero si no tengo posibilidad de escribir remuneradamente, ningún medio me contrata y no me dan oportunidades, al menos poder tener la libertad de escribir sin coacciones ni cortes, haciendo lo único que sé hacer. Comunicación interactiva, amigos. Ésa es la clave. Aunque también el otro día alguien me contaba que tener un blog y escribir posts en él es equiparable a un náufrago que mete sus mensajes en una botella y después los lanza al océano, sin saber si alguien los leerá o no. Cuánta razón.
Cierto es que los blogs nacieron con vocación de intimidad, pero lo divertido de esta moda (cada vez más arraigada a nuestra lectura diaria) es contagiarlos e infectarlos con todo tipo de géneros. Por eso los weblogs ya no son dominios de aquellos que los crearon como diario de pensamientos, del día a día o simplemente de reflexiones. Ahora los bloggers pueden hacer con su página un foro propio de cualquier tema, sea cual sea. Por ejemplo, ‘Un mundo desde el Abismo’ nunca surgió con vocación egoísta, con la idea de escribir para mí mismo como si esto fuera un relato o un guión, sino que la erigí con una soterrada vocación de alcance, para dar a conocer mis puntos de vista acerca de muchos temas y de que la gente, en definitiva, me lea, me contradiga o dé la razón, valore mi esfuerzo diario o me ponga a parir. Y esa sigue siendo la práctica, aunque a veces plasme absurdas reflexiones personales o puntuales aspectos de mi vida privada.
Decía una reaccionaria y chocheante Carmen Rigalt, plumilla tramoyista y petulante donde las haya, que las blogs esconden en su mayoría “mucho pensamiento neocon, mucha derecha vergonzosa (y vergonzante), mucho enano infiltrado”. Para esta señora los bloggers sueltan paridas en un blog, amenazando la corrección periodística, intentado decir que cualquiera puede escribir cualquier gilipollez. Y de eso se trata, de libertad, señora Rigalt. Me hizo gracia lo que dijo acerca de que el lenguaje está en juego, de se está perdiendo “la delicadeza de palabras e ideas aseadas”. Descojonante. Fundamentalmente porque en muchas de las weblogs que habitualmente sigo tienen profesionales del periodismo, grandes talentos de la escritura, genios de la palabra que no tienen necesidad de un título para hacer disfrutar al lector con su escritura. Más acertado está el periodista José Cervera cuando considera que los ‘weblogs’ abren una nueva etapa en la comunicación. Y es así, en todos los sentidos. Con gran variedad de temática adecuada al lector.
Y así surgió ‘Un mundo desde al Abismo’, con un propósito de actualización constante como meta a la que se uniera el entusiasmo por escribir unos ciertos contenidos bien segmentados y orientados hacia un tipo de publico determinado, a vosotros, que pasáis por aquí y que, con vuestra presencia, me alentáis a seguir este arduo trabajo. No es fácil mantener una weblog y vosotros lo sabéis que, generalmente, tenéis una mucho mejor que esta.
Para terminar, estaba intentando haceros más fácil el poder participar en el Abismo, uniéndome a la familia de Haloscan. Algo que debería haber hecho hace mucho tiempo.
Bueno, pues el tema de los comments ya está arreglado. Incluso empiezo a saber alguna noción de HMTL. La única traba de Haloscan es haber perdido momentáneamente los ‘comments’ que habéis realizado hasta la fecha. Pero tranquilos, ya que para no perder las grandes reflexiones vertidas aquí, he optado por copiarlas e ir introduciéndolas poco a poco, con el nombre de cada uno y las glosas exactas, tal y como las escribisteis. Será muy duro. Pero os lo merecéis.
Un saludo y muchas gracias a tod@s.