miércoles, 1 de diciembre de 2004

106 años de tradición a la basura

El fútbol no es algo que me llame mucho la atención, pero si me tengo que adscribir a algún equipo de fútbol y caer en la incuria nacional por un deporte prosituido desde su base, me quedo con el Athletic de Bilbao, club del que, desde pequeño, soy seguidor. Fundamentalmente porque mi abuelo, tío y primos eran y siguen siendo fervientes hinchas de 'los leones'.
Reconozco que los domingos pongo algo de interés para saber el resultado de este equipo de férreas tradiciones y que nunca ha bajado, junto al R. Madrid y Barcelona, a Segunda División.
Pues bien, hoy es un día triste en el club de mis amores (por decir algo). Y es que, tras 106 años con la elástica incorruptible a la maquinaria publicitaria, el Athletic ha caído en las redes del dinero por anunciar sea cual fuere el motivo en su camiseta. El presidente de la entidad, Fernando Lamikiz ha anunciado el acuerdo y ha dejado muy claro que llevar el nombre de Euskadi en la camiseta no es publicidad. Hay que ser cínico e hipócrita para declarar esto y poner la mano para cobrar 350.000 euros por los dos partidos de UEFA que le restan al equipo en esta segunda fase y seguir cobrando si el club continúa en la competición europea.
En fin. Yo seguiré siendo acérrimo a los colores de este gran equipo de fútbol. Pero estas cosas, me sientan mal. Como aficionado del Athletic que soy. Supongo que muchos bilbáinos y simpatizantes estarán de acuerdo de acuerdo con la medida. Yo no. Y es mi opinión, tan sólo eso.
¡¡Athletic, Athletic, Geuria!!