miércoles, 17 de noviembre de 2004

No hay dos sin tres (ni cuatro…)

Después de ‘Los Increíbles’, Pixar de Lasseter quiere seguir, porque puede (es la mejor factoría de animación digital del cine moderno), con el paulatino incremento de su nimbo de riqueza y calidad en sus productos para todos los públicos.
MovieBlog se ha hecho eco de un rumor noticia que, a buen seguro, hará las delicias de los fans de la saga que le otorgó a la factoría Pixar la hegemonía de una creciente industria competitiva desde Dreamworks: me refiero a ‘Toy Story’. El Hollywood Reporter también ha confirmado que en Glendale, los ejecutivos de la Disney ya están trabajando no sólo en la tercera parte de estos familiares juguetes, si no que, para sorpresa de muchos, se encadenará el proyecto con una cuarta entrega de las aventuras de Woody y Buzz Lightyear.
Andrew Millstein ha empezado el proceso de reclutar a los pesos pesados de la animación de estudios rivales, provocando lo que vamos viendo en la taquilla: una guerra a dos bandas que, cual cohechadores de fugas de cerebros, pujan por los dómines de la animación a golpe de talonario. Michael Eisner, de la Disney, ni confirma ni desmiente.
¿Qué será, será...?