sábado, 23 de octubre de 2004

Y por fin se estrenó...

Sí, amigos. Por fin llegó el esperado estreno de 'Crimen Ferpecto', posiblemente, la mejor película española de este año y una de las mejores realizadas por el gran y magnánimo Álex de la Iglesia.
Podréis volver a leer la crítica que escribí cuando vi la película en 'Fotofilm' en Madrid el pasado 1 de septiembre. pichando aquí, especialmente editada para la ocasión.
"...En un magistral retrato de la condición humana, la superficialidad, la sociedad de consumo, la belleza y la maldad, Álex de la Iglesia hace que las situaciones más normales se vayan transformando, irremediablemente, en surreales pesadillas. Pesadillas salpicadas de imágenes oníricas y alucinógenas (fantasma incluido) que avanzan en la desesperación de un hombre que tiene en la venganza la única salida...".
Por cierto, 'Crimen Ferpecto' supone mi estreno, mi primera experiencia, en el maravilloso (y fatigante) mundo del 'extra cinematográfico', esos humanoides que, en pequeños retazos visuales, llenan y hacen bulto detrás de los protagonistas. Una lección empírica de cómo sufrir la peor de las borracheras engarzadas a la peor de las rescacas. Sin dormir, empalmando una de las noches más divertidas y amiguetiles del año, me maquillaron ante la supervisión de Pepe Quetglás y me uní al 'Foro de la Bestia' para pasar uno de los calvarios más hilarantes, absurdos y divertidos que he tenido la ocasión de sufrir. Inolvidable. Sobre todo, la gran y mítica frase que, en boca del increíble Adolfo 'Orvil', en medio del fragor de 'clowns', dejó un momento para enmarcar: "¡Queremos ver a Kresta!".
De esta guisa aparezco en el último plano, en una panorámica ascendente de grúa que cierra la película. Fijaos bien en el payaso de amarillo que más baila, que más vivaz parece y que más saltos da. Ése soy yo. Entre el cuadro 'clown' que hacen una fila doble como paseillo para Lourdes (genial Mónica Cervera), cuando Rafael (el personaje de Willy Toledo) se encamina hacia la alfombra rojo en la Calle Preciados. Seguro que me distinguís.
Mi recomendación es evidente y palmaria: ¡Id a ver esta película!
Podeís disfrutar de una entrevista a Álex de la Iglesia y un dossier del mítico cineasta publicados en El Mundo.