viernes, 1 de octubre de 2004

Un payaso haciendo el gilipollas

Roberto Benigni, el payaso más soplapollas que ha tenido el cine europeo que nos llenó de azúcar y diversión optimista los campos de concetración nazis con su melíflua 'La vida es bella', y que se dio una más escandalosa... cómo decirlo... ¿hostia? con su inédita y costosísima 'Pinoccio' (que aquí en España ni siquiera -gracias a Dios- hemos llegado a ver) promete volver a la carga.
Por si no hubiera tenido poco con su 'oscarizada' película sobre lo optimista de Austwitz y lo 'guay' que se lo podía llegar a pasar uno en estos sumideros de torturas, el director, bufón y actor italiano ha anunciado 'El tigre y la nieve', que se desarrollará en Irak en marzo de 2003, cuando empezó la campaña militar de la coalición liderada por Estados Unidos. Por si no hubiera tenido poco, Benigni augura otra comedia, donde interpretará a un poeta que llega a Irak sin planearlo y lo sorprenden los eventos. Y claro, también tendremos a Nicoletta Braschi.
¿Habrá visto 'Turtles can fly', de Bahman Ghobadi? Pues debería para ver cómo se hace una película impactante sobre la guerra con niños y sabiendo de qué se habla.