domingo, 24 de octubre de 2004

10 años sin Raúl

Justo hoy, hace una década que nos quedamos sin Raúl Juliá, uno de esos actores que ha dejado una huella imborable en el cine contemporáneo. Fue Orson Bean quien motivó al actor de origen puertoriqueño a que probara suerte en USA.
Suguiendo este consejo Raúl llegó a ser muy reconocido en Broadway. 'The Cuban Thing', Othello (con la participó en el Festival de Shakespeare de Nueva York a lo largo de 16 años), la comedia 'Two Gentlemen of Verona', con la que en 1971 obtuvo su primera nominación al premio Tony. 'Where's Charlie?', 'The Threepenny Ophera' y 'Nine' fueron sus trabajos más aplaudidos en las tablas.
Pero todos le recordaremos por su gran éxito en1985 cuando interpretó a Valentin Arregui en la película 'El Beso de la Mujer Araña', de Héctor Babenco, junto a William Hurt, Sonia Braga, José Lewgoy, Milton Gonçalves y Miriam Pires.
'Corazonada', de Coppola, 'Conexión Tequila', de Robert Towne (una de mis película malditas más adoradas), 'El principiante', de Eastwood, 'La Peste' o su papel más comercial como Gomez Addams en las dos partes de 'La familia Adams' fueron algunos de sus trabajos más conocidos.
Por otra parte, su contribución a causas humanitarias fue invaluable. Juliá tenía la firme convicción de que el hambre podía exterminarse en el mundo y eso le impulsó a apoyar organizaciones como The Hunger Project.