jueves, 23 de septiembre de 2004

Ha muerto Russ

Sí amigos y amigas.
Esta mañana me he levantado con la trsite noticia de que el gran maestro del cine 'redneck', el genio que inventó argumentos para ser interpretados por voluptuosas mujeres de calendario ha muerto a los 89 años de edad.
Un mito al que nadie ha hecho mucho caso nunca (casi nada, me atrevería a decir) y que, poco a poco, solidificó una carrera perticular con buenos títulos que pocos se han tomado la molestía de analizar y poner en su sitio como es debido.
Russ Meyer fue el gran director que se acabó con el infausto ‘Código Hays’, el rey del 'redneck-nudie', el preceptor de las más grandes y golosas tetas que he hayan visto en una pantalla de cine y creador de una nueva raza de mujeres salvajes que se sacó de la manga, que se presentaron como delincuentes de carretera, conduciendo cochazos deportivos y poseyendo unos cuerpazos de escándalo.
Cuando llegue a Salamanca (el sábado) postearé un reportaje que escribí hace años sobre Russ, como el homenaje que se merece. Como mi pequeña contribución a que la memoria cinematrográfica no olvide a un excelente cineasta.
D.E.P.